El maestro Kanryo Higaonna (Higashionna), que ya desde pequeño demostró un gran interés en las artes marciales, viajó a China para aprender el kung fu/ wu shu. Durante su estancia de 15 años en China fue el mejor alumno del maestro chino Ryuryu ko. Al regresar a Okinawa enseñó el kempo chino o Kung fu y, tras cierto tiempo, al arte del Sensei Higaonna se le denominó “Naha-Te”. Hoy se le reconoce como el fundador de este estilo propio del karate de Okinawa.

Estudió bajo la tutela de Higaonna, durante 13 años y hasta la muerte de éste. Después viajó a China buscando al maestro Ryuko Ryu, con el que había estudiado Higaonna. No pudo localizarle, sin embargo, se dedicó a aprender algunas de las artes locales de la provincia China de Fukien. Fué de aquí de donde aprendió el kata Rokkishu, a partir del cual creó el kata Tensho.

El alumno más avanzado de Sensei Higaonna fue Chojun Miyagi, quien se dedicó a profundizar en el Naha-Te, concentrándose en la combinación de los sistemas duros – suaves y externos – internos. Los estilos suaves (internos) se basan en los movimientos circulares y el desarrollo del Ki; los externos son principios duros concentrados en la fuerza física. Por ejemplo en el estilo de Miyagi una defensa o bloqueo puede ser un movimiento suave seguido de un contraataque duro.

Continuó entrenando con los métodos aprendidos del Maestro Higaonna, y enseñando en diferentes instituciones, siempre bajo condiciones muy exigentes y severas. No confinó el entrenamiento al Dojo, no obstante, sino que buscaba la aplicación del espíritu de su arte en cada momento.

historia

En 1921 es elegido para representar al Naha-Te en una presentación al príncipe Hirohito (que posteriormente llegaría a ser emperador del Japón), dejando impresionados a los visitantes japoneses. Intuyendo el futuro de las artes de Okinawa, organiza en 1926 el “Club de Investigación sobre el Karate”, llamando a Chomo Hanashiro (Shuri-Te), Kenwa Mabuni (Shito-Ryu) y Mobutu Choyo, con los que trabaja durante tres años en pulir los aspectos básicos, katas, entrenamiento físico y filosofía del Karate. Estos maestros enseñaban a los estudiantes alternativamente y enfatizaban en la práctica repetida del kata Sanchin, ayudando a desarrollar no sólo la fuerza física, sino también la fortaleza mental y espiritual. Esta asociación se disolvió en 1929.

La muerte del Maestro
Chojun Miyagi murió el 8 de octubre de 1953 a la edad de 65 años. Miyagi dedicó toda su vida al Karate de Okinawa. No solo dió a conocer el hasta entonces misterioso método de lucha proveniente de una isla perdida al sur del Japón, sino que además lo desarrolló hasta convertirlo en un complejo arte marcial.