Jigoro Kano (el fundador de Judo) visito Okinawa en 1927, y quedo tan impresionado con Sensei Miyagi, que lo invitó al Japón en 1929 y 1932 a demostrar a su estilo en una convención de todas las artes marciales Japonesas. Fue en uno de estos torneos que a uno de sus estudiantes mayores, Jin’an Shinzato le preguntaron por el nombre de su estilo no pudo responder, ya que en aquel tiempo no había necesidad de tener un nombre para cada forma del karate. Sin embargo improvisó y dijo “Hanko-Ryu”, que significa “estilo medio duro”. A su regreso a Okinawa, le contó lo sucedido al maestro Miyagi, quien tras pensarlo por un tiempo, acordó que un nombre único debería elegirse para su estilo. Es en esta ocasión cuando se dió el nombre formal al estilo, y decidió llamar a su arte “Goju Ryu”, que significa “estilo duro y suave”. Este nombre está inspirado en los 8 preceptos encontrados en el manual chino de artes marciales llamado Bubishi, una referencia histórica muy popular entre karateca hoy en día, y estos son los Ocho de Poemas de los Puños. El 3º precepto dice: Ho wa Goyu o Tondosu (Todo en el Universo respira duro y suave). Go significa duro y Ju significa suave. Dado que su estilo era un la combinación de estos ideales, él comenzó referirse a su arte como Goju-Ryu.

Go significa “duro”, y Ju significa “suave”. Dado que el estilo era una combinación de estos conceptos recibió el nombre de “Goju Ryu”. En 1933 fue registrado oficialmente con ese nombre en la Dai Nippon Butoku-Kai, la Asociación Japonesa de Artes Marciales, y el Karate es reconocido oficialmente como un arte marcial japonés. Al mismo tiempo, Miyagi recibe el título honorífico de Kyoshi. Ese mismo año presenta un artículo titulado “Fundamentos del Karate-Do”. Al año siguiente, Miyagi es nombrado director de la sección de Okinawa de la Butoku-Kai. En 1936 vuelve a China para continuar sus estudios, esta vez en Shangai. A su regreso crea los katas Gekisai dai Ichi y Gekisai Dai Ni.

En 1940 Sensei Miyagi y Sensei Nagamine (del estilo Matsubayashi Ryu / Shorin Ryu) crearon en conjunto formas o katas propios (los llamados Gekisai Dai Ichi (primero) y Ni (segundo)) para diferenciar mejor al karate okinawense de los “nuevos” estilos japoneses de la época, facilitar la práctica del karate y mejorar la educación física de los jóvenes de la isla de Okinawa, tal y como lo había ya hecho el famoso maestro Yasutsune Itosu en 1905 con los katas pinan/ Heian. También, tras haber aprendido en China el kata Rokkishu, Miyagi añadió su variante de este, con el nombre de Tensho, que pone énfasis en lo suave del arte, en contraposición a la dureza del kata Sanchin.

Tras la segunda guerra mundial, la ocupación de Okinawa por las fuerzas Aliadas fué un periodo turbulento en el arte del Karate. Entre las pérdidas humanas se incluian uno de los hijos de Miyagi, y su estudiante más avanzado, Jinan Shinzato. Hubo un periodo en el que quedó olvidado el entrenamiento, mientras se reconstruía el país tras la guerra. En 1946, Miyagi es nombrado director de la Asociación Civil de Okinawa de Educación Física, y reanuda la práctica de las artes marciales, enseñando en la Academia de Policía y en un Dojo particular, conocido como “El Jardín”. Es en este último lugar donde estudiaron Seikichi Toguchi, Anichi Miyagi, Seko Higa, Meitoku Yagi, Eiichi Miyazato y Teruo Chinen. Actualmente, casi todos sus alumnos directos han muerto. Solo tres de ellos, Yagi, Toguchi y Miyazato, enseñan aún Goju Ryu en Okinawa.