El kárate, un deporte de contacto sin tocarse

Con la distancia de seguridad y las mascarillas puestas